Los acompañantes

Los acompañantes se aseguran de mantener el ambiente relajado, de acompañar de forma respetuosa a los niños sin dirigirles en sus actividades e interviniendo lo menos posible. Sin invadir sus esferas físicas, psíquicas y/o emocionales. Tratan de detectar y satisfacer las necesidades de los niños. Es importante que sepan observar y conocer las etapas de desarrollo y estructuras mentales de cada uno de ellos para así poder prestar la ayuda necesaria en caso de que esta sea requerida por los niños. Utilizan la escucha activa, la empatía y además se encargan de preparar e idear nuevos materiales constantemente en un proceso de formación y crecimiento continuo como adultos.

Cuanto más respetado y reconocido de forma incondicional se sienta un niño, más fértil será la apertura del mismo al mundo exterior y a su propio mundo interno para aprender de y para la vida. Esto facilitará que tengan un sentido de su propia vida y por ende de la vida del otro. Si aprenden siendo respetados, aprenden a respetar a los otros.

“El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas, y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron”. Jean Piaget

Anuncios